Red Infancia Robada

Ayer 29 de marzo, en la ciudad de Mercedes, provincia de Corrientes, se dictó sentencia para los autores materiales del crimen de Ramoncito González, ocurrido en octubre de 2006.

La Red Infancia Robada acepta la pena de los siete imputados, hoy con cadena perpetua; no así las dos absoluciones, que según nos informan han sido el resultado de falta de prueba; a lo que nos atrevemos a deducir que más que falta de prueba en este caso hubo clara falta de investigación.

Significativamente las absoluciones se refieren a la violación perpetrada al niño y por otro lado a la facilitación de medicamentos y drogas variadas utilizadas para realizar las torturas en los ritos: características mafiosas del crimen que conmovió a la sociedad Argentina. Duele y enoja esta falta de diligencia en la administración de justicia.

También tenemos que decir, señalando a la justica de Instrucción en este caso, que no tuvo compromiso con la investigación de los autores intelectuales del crimen de Ramoncito y que funcionaban con distintos fines: Llámese distribución de drogas, compras de bebés, niñas y niños para ser explotadas sexualmente, etc.

No obstante, la trama intelectual de Víctor Cemborain y Tito Enciso, nombrados en el expediente y con solicitud de imputación a cargo de la Fiscalía, quedarán solo en la condena social; ya que no hay voluntad política para investigar.

Nos preguntamos: ¿qué sucedió?, ¿motivos de encubrimiento político?, ¿pago de grandes sumas de dinero? Todo parece confirmar la corrupción que existe en las Instituciones de nuestra provincia; pero también la complicidad de una sociedad que mira para el costado y calla…

Lo lamentamos por el grupo de mercedeños que luchó por sanear la corrupción de Mercedes para que hechos de tamaña criminalidad no se repitan.

 

Por Infancia Robada

Martha Pelloni

DNI 4091820

 

INFANCIA ROBADA

 

LA TRISTE HISTORIA DE ROSALÍA QUE LOGRÓ ESCAPAR DEL PROSTÍBULO “LA PANTERA” DE Villa Orestina en Goya. Corrientes

 

Un llamado telefónico anónimo al Foro de Infancia Robada pedía ayuda para dos jóvenes paraguayas que lograron escapar en la madrugada del 16 de septiembre del prostíbulo “La Pantera “.Lo hicieron por los techos del mismo.

Una de ellas, Rosalía de 27 años se presentó ante la comisaría de la mujer para hacer la denuncia por engaño y malos tratos.

Infancia Robada fue  solicitada por la Policía Federal para contener en la casa de “Acogida” a la joven mientras tanto se hacían las diligencias que según ellos debían tramitar ante el juzgado federal de Ctes. Capital.

Así recibimos el testimonio de Rosalía que con mucho miedo desconfiaba y temía a la dueña del prostíbulo; una mujer llamada Michel, brasilera casada con un militar. De las seis chicas paraguayas que tiene el prostíbulo, ella era la única que exigía sus derechos de pago (10.000 $) dado que  le pagaban 100 $ por prostituyente atendiendo algunos días hasta 7 proxenetas.

Le había descontado por comida y ropa 5.000$. Rosalía se consideraba la rebelde del prostíbulo. Nos contó que por todo ello discutía con Michel .quién la tenía amenazada al igual que las otras chicas.

Hay que tener en cuenta que Rosalía llegó del Paraguay hace dos meses. Dejó dos hijitos con su mamá que vende verdura y a quienes les prometió enviarles dinero desde el prostíbulo.

Nos llamó la atención que quería avisarle a su mamá que ya estaba libre y que ya regresaba al Paraguay.

Necesitaba retirar sus pertenencias y que le pagaran lo que le debían.

Aquí comienza el peregrinar de Infancia Robada para hacer entender a la policía federal que si bien la orden de allanamiento del prostíbulo tenía que darla el Juzgado Federal de Ctes. Capital; para retirar las pertenencias de Rosalía no se necesitaba la intervención del Juez.

Hasta las 18 hs  .no hubo allanamiento del local, más que por las exigencias de Infancia Robada debido a las amenazas de la brasilera para con la joven, convinieron en aceptar acompañarla a retirar su ropa. Comentó Rosalía que el policía que la acompañó le dijo a la Dueña que el Comisario quiere hablar con “vos” y te espera.

A lo que ella le respondió que irá en otro momento porque lo hará con su abogado.

Por todo esto

Infancia Robada se pregunta:

¿A este proceder le llaman “Allanamiento” del prostíbulo?

Preguntamos esto porque un matutino de la fecha habla de allanamiento en  “La Pantera”…

Si los prostíbulos están prohibidos en la Argentina (País abolicionista) ¿por qué ante este hecho la Policía Federal no clausuró inmediatamente “La Pantera”?

¿Qué demora debe existir ante la denuncia de una esclava del sexo comercial y el allanamiento del local? Cuánto más si debieron saltar por los techos para fugarse.

Nos comentaba Rosalía que cuando estábamos en dependencia de la federal, varios policías que pasaban y saludaban los conocía del prostíbulo.

El discernimiento de la realidad vivida nos lleva siempre a la misma conclusión.

¿Los prostíbulos pagan a la Policía para funcionar ilegalmente?

A Rosalía se la atendió en la “Casa de Acogida “ y se le pagó el pasaje a Paraguay .Se la acompañó a la terminal en la madrugada del sábado hasta verla partir con la tristeza que refleja en su rostro toda mujer que sufre la destrucción de su dignidad como ella bien lo manifestó con textuales palabras. “NUNCA TE PODÉS ACOSTUMBRAR A REGALAR TU CUERPO”.

Y para finalizar, nos preguntamos qué pasará con las 4 chicas paraguayas restantes que al igual que Rosalía son maltratadas, indefensas, esclavas del machismo patriarcal que permanecen en el prostíbulo. Comentó nuestra víctima que se mueve  mucho dinero para Michel la dueña que lo  regentea y comparte el caudal con quienes la protegen con el beneficio de la ILEGALIDAD.

Infancia Robada quiere sensibilizar a la sociedad para que conociendo estas realidades que pasan con tantas mujeres que cada día son víctimas que  sufren violencia de género en temas de esclavitud, nos mueva a comprometernos en no ¡CALLAR!

 

Por Infancia Robada

Foro Goya

Hna. Martha Pelloni

DNI 4091820

 

 

 

 

Red Infancia Robada

Oriana Aymara Caballero tiene 14 años y estuvo desaparecida desde el 20 de enero por más de un mes, en circunstancias que, aunque con claro correlato a trata de personas, no ha habido voluntad política de determinar y esclarecer.

Su familia, su barrio y la Red Infancia Robada, junto a la colaboración de la prensa, hemos realizado un trabajo de búsqueda, investigación y difusión de las circunstancias que han echado por tierra todo intento de naturalizar el caso, como una simple “fuga de una adolescente”.

Oriana fue engañada, amenazada, violentada como niña y parece que a ningún órgano competente, le interesara escucharla.

Junto con Oriana y la difusión del tema, desapareció Rondoni, señor de más de cincuenta años, acusado por delitos sexuales, hoy anunciado como asesinado en circunstancias poco claras, hecho adjudicado a un joven que- según la policía-, se auto incriminó. Todo ello, sin  familiares que reconozcan el cuerpo, luego de varios días de difundido por la prensa.

Pero también desapareció el verdulero, que tenía empleada a Oriana; cerrando su local, sin que nadie le tomara declaración; solicitara su colaboración o se le requiriera explicaciones por tener por ejemplo como empleada, a una niña de 14 años.

Se lo relacionaba además, con la administración de prostíbulos y parece que a la justicia provincial y federal, no les ha interesado ese dato.

La mamá de la niña,  para realizar la denuncia sobre la desaparición, sufrió las trabas penosamente usuales en estos casos: que debe esperar, que aún no es momento, que seguro se fugó por cuenta propia. Así, tenemos la recepción de la denuncia por desaparición en  Delitos Complejos de la provincia el día 28 de enero. No sabemos cómo se operativizó su búsqueda desde allí o si algo se hizo; solo sabemos que el dato aportado por una vecina de Empedrado a la prensa fue gracias a la difusión que entre todos hicimos de su imagen y a toda la difusión de las circunstancias que hicimos sobre su desaparición.

Entonces hicimos lo que de oficio nadie hizo: la mamá de la niña, hizo la denuncia por Trata de Personas ante la Justicia Federal, acompañada por el abogado de la Red Infancia Robada, Dr. Hermindo González.

La causa quedó radicada en el Juzgado Federal N° 1 de la provincia de Corrientes, a cargo del Juez Soto Dávila, Fiscalía a cargo del Dr. Flavio Ferrini.

Inmediatamente solicitamos el auxilio del Ministerio de Justicia de La Nación y fue el propio Ministro Dr. Alak quien comprometió la ayuda y ocuparse efectivamente de la causa y la asistencia de la niña; convocando para ello al Dr. Juan Martín Mena y a la Lic. Zaida Gatti.

Pero lamentamos informar que dicha denuncia fue desestimada sin trámite alguno por el Fiscal Flavio Ferrini. Así nos lo informó la Lic. Zaida Gatti, de la Oficina de Rescate y asistencia a víctimas de trata, quien además nos planteó impotencia para actuar, con lo cual nos preguntamos si existen verdaderas Políticas públicas para nuestras víctimas o si sólo se abren espacios que declaman hacer y ser competentes para temáticas en las que luego se manifiestan incompetentes de hecho, dejando en desamparo absoluto a una niña víctima de trata de personas.

Reiteramos que, por Ley Nacional 26.364 desde el año 2008, el delito de Trata de Personas, configura un delito Federal; además de que el delito se debe investigar y sancionar a los responsables, existe todo un capítulo de garantías de asistencia integral a las víctimas que aquí no se está cumpliendo.

La demora en el tratamiento de las desapariciones de este tipo, y luego, la falta de asistencia ante su rescate, significan un grave abandono en el auxilio de los derechos humanos más fundamentales.

Así sucedió que, luego del rescate de Oriana tuvimos que asistir con impotencia a su aislamiento en sede policial; su internación en el siquiátrico San Francisco y la divulgación de datos y circunstancias personales, supuestamente manifestadas por la niña en Cámara Gesell. Un horror que cuesta creer, soportar y hoy relatar ¿dónde quedan ante este atropello, los derechos de una niña mancillados en boca de jueces, policías y funcionarios del poder ejecutivo?

Hoy Oriana está con su familia, con una causa federal por trata iniciada por su mamá y que el Fiscal Flavio Ferrini no quiere tramitar y el Ministerio de Justicia de La Nación nos plantea la impotencia para requerir, investigar, sancionar.

Somos Red Infancia Robada y queremos saber cómo continuamos este reclamo sin respuestas concretas.

 

Red Infancia Robada

Hna. Martha Pelloni